Policía matriarcal, ¿cómo es posible?

Muchas voces hablan de justicia patriarcal, en esta web ya hemos desmontado eso por ejemplo en este artículo o en este otro, ¿pero y la policía? ¿puede ser matriarcal? En relación al episodio 6 de la segunda temporada del programa ‘091 Alerta policía’, voy a explicarlo.


Si quieres una versión resumida de lo ocurrito en el episodio de 091 Alerta Policía, Bou (@Elsacodelcoco), lo ha hecho con bastante precisión en el siguiente hilo.


Antes de empezar, voy a dejar un enlace que habla de ‘las 3 etapas de la violencia’, haz click aquí para verlo. Resalto lo importante, las etapas del agresor (o violento).

Primera etapa: Acumulación de tensión.

Segunda etapa: Estallido de la tensión.

Tercera etapa: Luna de miel o arrepentimiento.

Cito la parte principal de la tercera etapa, la del arrepentimiento.

El agresor toma consciencia de lo que ha hecho y se esfuerza por mantener a su pareja a su lado, muestra arrepentimiento, pide perdón, llora y promete que no lo volverá a hacer.

Esta cita nos va a ser muy interesante más adelante, cuando veamos el caso… Dejo el vídeo que me han pasado para que lo veáis, el original está en este enlace, el caso que vamos a analizar ocurre entre el minuto 13:45 y 21:55.

Recordemos el principio del vídeo…

si me decís que le váis a dar puntos le “abrochamos” ya al otro, ¿sabes?

Esto es por el artículo 147.2 del Código Penal, que podéis comprobar aquí. Si necesita al menos una intervención médica, existe un delito de lesiones.


Hagamos ahora una enumeración de los hechos del vídeo, va a ser ‘gracioso’.

  1. Avisan a la policía por una posible ‘fuerte discusión de pareja’.
  2. Llegan y la recepcionista les dice que ella la estaba liando y han ido al garaje (esta parte no se ve en el vídeo porque está recortado).
  3. Lo primero que hacen es ir a por el conductor, es decir, por el hombre.
  4. Le hacen bajarse a él del vehículo, mientras los otros compañeros del policía hablan con la chica que permanece dentro del mismo.
  5. El chico le explica que estaban en el hotel y él le ha dicho a ella que no quiere estar con ella, entonces ella se ha abalanzado sobre él y le ha hecho una herida en el ojo, que iban ahora al hospital.
  6. El policía que ya ha podido comprobar que el chico está herido, le pregunta a ella si ‘estas discusiones’ son habituales, ojo, discusiones, ya le intentan cargar el muerto a él, culpabilizando a la víctima, qué bonito…
  7. Ella le responde que ha sido por la ruptura, que no es habitual. Acaba de dejar claro que no hay peleas frecuentes ni nada similar.
  8. Pues lo primero que dice después el policía es que a la chica hay que mirarla también, porque sospechan que pueda tener algún golpe dentro.
  9. Total, que el policía le pide al técnico del SAMUR que la lleve a la ambulancia, a todo esto puedes ver como el chico es atendido en un garaje siendo el único que tiene una lesión física.
  10. El policía dice que la chica toma Lorazepam para dormir, que no se lo ha tomado hoy y está nerviosa, que además, ha tomado un par de copas de vino.
  11. Dije que nos sería interesante la tercera etapa sobre la violencia ¿verdad? pues justo dice la chica ‘¿Cómo le he podido hacer eso a él?.
  12. Y el policía responde, ‘Bueno… Puede ser con el anillo…’. Que el chico tenga una herida no es importante.
  13. Ella dice que no se acuerda y literalmente ‘Es que no era mi intención, en ningún momento, hacerle daño’. Vuelve a repetir ‘Yo no quería hacerle daño’.
  14. Viene el SAMUR y ella pregunta ‘Yo quiero saber si lo suyo es muy grave’.
    Está anclada y bien en la etapa 3 según la reconocida psicóloga americana Leonore Walker (la autora del estudio del principio).
  15. El técnico del SAMUR le comenta al policía que la herida del chico es de sutura.
    ¿Recordáis el principio cuando dicen ‘si me decía que le váis a dar puntos le abrochamos’?
  16. Un policía explica el protocolo: ‘Y una vez en el lugar, lo primordial es la separación física de las partes, concretamente para que la mujer pueda empatizar más con el agente actuante y contar lo que de verdad ha sucedido de momento y que no se sienta coaccionada o cohibida por la presencia de su pareja‘.
  17. Justo en ese momento, en el vídeo se puede ver al policía cacheando al chico, a quien el del SAMUR ya le ha dicho al policía que hay que cogerle puntos.
  18. Se llevan a la chica a la ambulancia y ella misma dice ‘La vez anterior le agredí porque me sentí muy presionada…’.
    ¿Recordáis la segunda etapa? Exactamente, el estallido de la tensión (y la primera es la acumulación).
  19. Ella continúa mientras, ‘y entonces, bueno, de ahí vinieron algunas…’. El policía dice ‘discusiones’, ya le ha confesado 2 agresiones, pero el policía sigue anclado en que son ‘discusiones’.
  20. Sin comerlo ni beberlo, el policía recibe la siguiente declaración de la chica ‘Yo he empezado a creer que todos los chicos sois iguales’.
  21. Él le pregunta si prefiere hablar con una compañera, dice que sí y él la llama, mientras, la chica está tumbada en la ambulancia tan cómoda.
    Recordemos que al del caso anterior, le querían ‘abrochar’ por la recomendación del técnico del SAMUR de darle puntos.
  22. Volvamos algo atrás, ella decía que no sabía por qué y tal, pues con la policía dice ‘este chico me ha estado chantajeando para que tuviera algo serio con él’.
  23. Eso sí, ella no sabe cómo, ni qué le dijo, pero le acabó ‘agarrando del cuello y estampándole contra la pared’.
  24. La policía pregunta, ¿tú a él?, a lo que la chica responde que sí.
  25. Bueno, pues la declaración de la policía a la cámara y entre el resto de policías es ‘está hecha polvo la muchacha’.
    Fijaros como hasta el momento NADIE ha preguntado por el chico, que es el único herido y que requiere asistencia médica.
  26. Todavía no ha acabado, la policía incluso la justifica a ella, ‘de que tiene la autoestima baja…’.
  27. La policía le explica a sus compañeros que efectivamente, ella confiesa que ha sido la que le ha agarrado del cuello y que le ha estampado contra el suelo.
  28. Ella sale de la ambulancia y dice que está cansada y tiene sed, que quiere agua, la policía dice ‘Pues nada. Pues a dormir y a descansar, ¿vale?’
    Supongo que al que vimos antes esposado por justamente lo mismo, las esposas fueron para llevarle a casa a dormir y descansar, ¿no?
  29. La chica dice que sí, que es lo que va a intentar, otro policía le dice si se va a subir a la habitación a descansar (si, otro que la manda a dormir tras agredir a su, ahora, ex-pareja).
  30. Id al punto 16, donde un policía explica que ‘lo primordial es la separación física de las partes’, pues a un policía se le olvida el protocolo, porque le dice a ella ‘él está ahí dentro’.
  31. Además, añade que ‘él va a ir al hospital a curarse’, ¿crees que todo ha acabado? ¡Ja!
  32. El policía le pregunta a ella, ‘Tú no quieres denunciarlo ni nada, me dice la compañera’ ¿no?
  33. Ella responde ‘No, no, no’ y el policía ‘Vale, vale, vale’.
  34. ¿Recordáis que un policía parece haber olvidado el protocolo? Pues otro más a la lista, ella pregunta si ya no está ahí, a lo que el policía le dice que sí, que está ahí. Ella dice que quiere hablar con él, pues el policía le dice que vale, que hable con él tranquilamente.
  35. A todo esto, hay dos policías hablando con ella, aunque solo hable uno, pues el otro tampoco parece recordar el protocolo que hace escasos 3 minutos han relatado al cámara.
  36. Empieza un policía a explicar los hechos diciendo que todo ha sido ‘un brote de ansiedad’ porque el chico ha querido romper con ella.
  37. Volvamos al principio, donde cito la tercera etapa de las agresiones, la parte que dice ‘llora y promete que no lo volverá a hacer’.
  38. La hemos visto llorando todo el programa y ahora lo que le está diciendo ella a él ¿qué es?, literalmente ‘esta vez lo podemos arreglar’.
  39. La policía dejando hablar a la agresora que confiesa varias veces ser reincidente con la víctima, mientras ejerce sobre él violencia psicológica, esto delante de todos los policías.
  40. Ella prosigue con que ha sido un accidente, que ella no quería hacerle daño. Añade ‘Pero tú eres mi amor. No te vas a ir con otra a las dos semanas, ¿verdad?’
  41. Al chico ya se le nota hundido, normal… Te agreden y la policía le pregunta a ella que si te quiere denunciar, además le deja seguir hablando contigo sabiendo que han sido varias veces…
  42. Él le responde a ella ‘No, no voy a salir con nadie, ¿vale? No voy a salir con nadie’, ‘Y es probable que no encuentre a nadie en la vida’.
  43. Ella se apresura a decir ‘No, no, quiero que estés conmigo’, ‘No quiero que te vayas con nadie. Quiero que estés conmigo, por favor’.
  44. Todo esto con la policía delante, pues parece que insuficiente, ella continúa ‘Di que sí, por favor. Sabes que tienes que decir que sí’.
  45. ¿Os imagináis una escena en donde el hombre le diga a la mujer lo que tiene que decidir, le acose y chantajee con la policía presente?
  46. La chica vuelve a ponerse tan nerviosa que empieza a agarrarle, mientras él no quiere ni mirarla, por fin, la policía separa, mientras ella dice que quiere ir a ver como le curan.
  47. Empieza a gritarlo, exigiéndolo, empieza a insultar a gritos y contesta, no se sabe bien a quién y a qué ‘¡Me da igual!’.
  48. La policía empieza a perseguirla, ¿por qué? porque ella va decidida a tirarse a los coches. A todo esto, lleva una maleta, quedaros con este detalle.
  49. El policía va, sin intentar molestarla, no vaya a ser… Diciéndole que le escuche, por favor, ella dice que tiene que ser él, que quiere que él le diga que puede ir con ella. Aquí se puede entender que el ‘¡Me da igual!’ era que no podía ir con él a curarle.
  50. ¡ATENCIÓN! Dice ella ‘Quiero estar con él, por favor. Quiero estar con él la última noche de mi vida que lo voy a ver. Porque sé que no le voy a ver más.’
  51. Pues un policía le dice ‘Te acercamos nosotros’ ¿os imagináis que un policía se ofrece a llevar a un tío con su mujer cuando le están curando las heridas que él le ha provocado?
  52. Ella sigue gritando, ¡Quiero ir con él! ¡Que no le voy a ver más, que lo sé, que lo sé! Y aquí viene esa misandría de la que hablaba antes ‘No quiero que un tío más me utilice’, pero piiiiiiiiiii… Si estás manipulando al chico tras haberle agredido varias veces ya…
  53. Que al parecer, entiende que la ha utilizado porque la habrá engañado para que llame a la policía para poderla dejar, no me gustaría estar en la situación de un chico que necesita tener a la policía delante para dejar a su pareja.
  54. Justo en este momento se está echando a los coches, maleta en mano, pronto sabréis porqué es tan importante la maleta en esto.
  55. La policía explicándole al chico que ha tenido un ataque de nervios, ¡no me digas! seguro que el chico que los ha sufrido varias veces según cuenta ella misma, no se había enterado aún. Nada, cuando un marido pegue a la mujer, le decimos a ella que ha sido un ataque de nervios, que le perdone y vuelvan a casita juntos.
  56. El chico, que por fin parece que un hombre puede ser víctima de algo aunque haga falta que la chica entre en cólera, responde que desde hace unas 2 semanas es normal ese comportamiento en ella.
  57. Él dice que puede deberse a los traumas de no se qué o del ex, recordemos, ella tomaba Lorazepam para dormir.
  58. Otro policía mientras, está hablando con ella y le recrimina que se haya lanzado a la carretera sin pensar, ella le responde que ‘ya no merece la pena’. Lo que viene siendo el pensamiento de una persona sana mentalmente.
  59. El policía le recrimina al chico ‘Esto, no te conviene a ti, ni le conviene a ella, ¿eh?’. ¡No me digas! Él la ha dejado y vosotros la acercáis a él, pero la culpa ahora del chico. Y si ella no hubiera sido suficiente, el policía añade ‘psicológicamente está débil’ para hacer sentir mejor al chico.
  60. Él dice ‘Yo no sé como se cura eso. No sé que cura tiene’. Y por fin la policía dice algo acorde a la situación, ‘para eso necesita profesionales’.
  61. ¿Recordáis que la policía ha tratado como una princesa a la chica, verdad? Pues ellos la agarran para que no se tire de nuevo y tal, a lo que ella responde gritando ‘¡Dejadme en paz! ¡Ayuda!’, vamos, como si la estuvieran violando. Ah, y los respectivos insultos.
  62. Vuelve al ‘quiero hablar con él’ y similares, se hace un corte para decir el policía que vuelve a tener otra crisis de ansiedad. ¿Habéis escuchado ya si el chico está bien o algo?
  63. Si desde la escena 10, ya se advertía de posibles problemas psicológicos al tener medicación para dormir, hemos durado 53 escenas hasta que tras muchas situaciones, intento de suicidio incluido, la policía decida llamar a un psicólogo.
  64. De hecho, justo llega la psicóloga y explicándole el policía la situación le dice ‘a él le amenazó en varias ocasiones con suicidarse’.
  65. Que la lástima por la agresora no termina, eh, el policía prosigue ‘y la pobre está… Odia a los hombres, nos odia a todos nosotros…’.
  66. Sigue añadiendo el policía ‘tergiversa un poco la realidad’. En este momento se puede ver en el vídeo como a estas alturas desde la escena 48, sigue llevando la maleta.
  67. La psicóloga, en tan solo 2 escenas ya ha decidido que hay que llevarla al psiquiátrico, además se pasa a ver al chico.
  68. ¡La maleta!, ¿qué pasaba con la maleta? Pues la psicóloga nos lo aclara, esa maleta que ella carga desde hace 20 escenas, ¡es la de él!
  69. De hecho, ella dice, literalmente ‘lo que pasa es que ella tiene secuestrada su maleta’.
  70. El policía (por fin) se da cuenta de que es el vínculo con él y de que ella no va a dejarlo ir (¿te imaginas a policías animando a uno que no quiere dejar ir a su novia?).
  71. A lo que la psicóloga dice ‘Exactamente. Entonces le está manipulando a través de que: tengo tu maleta.’
  72. El policía le pregunta si entonces debe de ir él a pedir la maleta y la psicóloga le espeta ‘No, no, no. Se va a tirar a su cuello’. Así que la policía lleva todo este tiempo haciéndolo mal, por fin el chico puede librarse de aguantar a quien le ha estado manipulando toda la noche (y durante semanas).
  73. La psicóloga sigue explicando al policía ‘O sea, esta chica está totalmente desquiciada’.
  74. El policía le dice a la psicóloga que van a llevar al chico al Hospital para que le curen y ella le recuerda ‘Que no se vean’.
  75. Tras 70 escenas, cuando en el caso anterior pensaron directamente en posible delito cuando vieron la herida, aquí ha tenido que ser el juez a través del parte de urgencias de él y del ingreso psiquiátrico de ella quien considere que se haya podido cometer un delito.

Y esto, queridos amigos, es la policía en España, sobreprotección a la agresora e indefensión al agredido si los sexos están intercambiados en lo que la política interpreta que es lo normal (aunque los estudios lo desmientan). Por este tipo de casos, que son habituales, se tiene todo el derecho a pensar que las leyes no deben de ir por sexos, sino que todos debemos tener mismos derechos y responsabilidades.

¿Que no es habitual?

Aquí tenéis otro vídeo, donde una chica hace que todo el mundo llame al novio, que la policía le busque, sí, movilizando a la policía para buscarle porque no le coge el teléfono y la policía, viendo que él ya no quiere saber nada de ella (tras hablar con él) le dice ‘dale un poco de cariño, que si no…’ Vaya policía, que cuando un hombre acosa a una mujer, le dicen a la mujer que le de cariño, que si no no va a parar de acosarle… Ah no, que ha sido al revés.

Con estos dos casos creo que todos tenemos suficiente para reflexionar sobre si leyes sexistas, como la LO 1/2004, tienen algún sentido o es la histeria desde la subjetividad del ansia de votos de los políticos lo que causa la sobreprotección de las agresoras mujeres y la indefensión de las víctimas hombres.