Mundial, unos acosadores y una orgía marroquí

Este mundial empezó bastante raro, sin la tetracampeona Italia, alias la azzurra, sin Holanda, la naranja mecánica, que estuvo presente en 3 finales (incluída la que ganó España)… Y desde luego un mundial no sería una reunión de personas de diferentes nacionalidades sin la típica broma que se le hace a quien no entiende tu idioma, haciéndole decir algo sexual cuando no tiene ni idea de qué está diciendo.

A pesar del mal gusto de hacérselo a una adolescente, no deja de ser una broma sin importancia para la mayoría de mortales, pero no para la máquina.

A pesar de la prensa, la chica se lo tomó como lo que es, una broma fea, que al ser viral pues tuvo que responder, diciendo que no juzga a un país ni generaliza por una persona. Adjuntamos el mensaje desde la cuenta de Instagram de la chica llamada Katherina, junto a su traducción.

“¡Te amo, Argentina! Lo que pasó no estuvo bien, pero no voy a juzgar a todo un país por una sola mala persona. Son muy amables, estoy muy agradecida de recibir sus mensajes, gracias”

Curioso, no pide el exterminio de los hombres, dice que le han declarado la guerra, ni pide leyes, tampoco generaliza con los hombres (en este caso los argentinos)… Hay que ver estas rusas…

El quid de la cuestión no es solo ese, conocíamos en Mayo que la AFA (Asociación de Futbol Argentino), para que nos entendamos, su federación, había distribuido un manual sobre cómo ligar con rusas durante el mundial (si, las rusas también son adoradas al otro lado del charco, quizás porque sea normal la reacción tan lógica y pacífica de la chica de antes).

Si queréis leer algo sobre dicho manual, aquí tenéis un par de tuits con las capturas:

Sin embargo, en España lo más sonado no ha sido la inocente chica rusa haciéndole caso a un argentino, ni tampoco sobre el manual que medio mundo querría (si fuese efectivo), sino el “acoso” a periodistas. Aunque os vamos a dejar un vídeo de un canal ruso (en Español, tranquilos) donde son las propias chicas rusas las que aclaran si el manual acierta o no:

– Oye, antes has puesto acoso con comillas.

Efectivamente.

– ¿Por qué?

Porque las ganas de protagonismo frente a una cámara de algunos (y algunas), no puede ni debe considerarse acoso.

– ¿Y lo del beso?

Como dijeron unas feministas francesas, que un hombre sea torpe ligando o mejor dicho, intentándolo, no le convierte en acosador.

Pero antes de ir al caso español veamos los precedentes en el mundial…

Julia Guimaraes, periodista de O Globo (Brasil)

No sé si os habéis percatado, en el segundo 0:16 lo aclara, ‘No vuelvas a hacer eso con una mujer’.

Ya voy pillando eso de la igualdad, del acoso… Solo es cierto si la víctima es mujer, si lo es el hombre no… Vamos a ver otro caso, el de Julieth González Theran, de DW (Colombia).

Fijaros bien, ¿veis asco en ella cuando ocurre?, ¡hasta sonríe! Luego no entiendo la indignación, ante una situación así reaccionas al momento, no te paras a pensar en el hotel durante horas si te has sentido mal o no… Luego está el tema de la extralimitación…

Te dan la mano y tú les das un abrazo y un beso, eso claramente no venía a cuento, pero aquí no hay nada señores, pero claro, el “acoso” a hombres periodistas no es nuevo y sin embargo no sabemos aún nada de ello, os voy a poner un caso de Ben-Hur Correia, corresponsal de SporTV en Las Vegas donde es incluso manoseado por varias chicas que estaban de despedida de soltera.


Ahora si, vayamos al caso español

Hablemos de María Gómez, una de las periodistas del grupo Mediaset (Cuatro y Telecinco) enviadas al Mundial de Rusia, durante una de las jornadas del mismo, recibió un inesperado beso en la mejilla por parte de un hombre que salió corriendo, aquí el vídeo.

Pensaréis que es un beso en la mejilla, al menos hay contacto físico… Pero un momento, no es esta la situación por la que se ha hecho mediática esta reportera… Sino por esta otra:

La polémica ha sido porque un aficionado de España le pregunta su nombre, además de aprovechar para lanzarle un piropo, diciéndole ‘¿cómo te llamas, guapa?’, a lo que ella responde ‘María, pero lo de guapa no hace falta, María, periodista, cuéntame’.

Este hombre… ¡Si está en el mundial de Rusia y puede pedirle a los argentinos su manual para ligar!

Pues bien, esto en un país normal pasaría inadvertido por ser una estupidez, pero en España no, Twitter se volcó en apoyo a la periodista por recriminar que un hincha le llame guapa. Si, en España no tenemos mayor problema que los hombres llamando guapas a las mujeres en un mundial, y eso es un problemón, o eso parece.

Pero es que no acaba ahí. Dos días después, ella misma hace la siguiente declaración:

‘¡Yo quiero dormir con el enemigo! Los pibones que están en la selección de Marruecos… ¡Es alucinante!’, comentó la locutora. ‘Subía en el ascensor y decía ‘pero madre mía, ¿cómo son todos tan guapos? ¡Todos! Y majísimos, por cierto. Alguien tendrá que consolarles…’

Esta es la igualdad de la que hablaba antes, pero todavía no hemos acabado, ¿creías que no podía meter más la pata?

Paco, aguántame la servesa, mi arma.

Aquí os dejo el tuit en el cual ella adjunta un texto con su versión, que me gusta mucho cómo lo dice ‘mi trabajo consiste en contar historias’, aquí ya nos hemos topado con varios de tu gremio que en vez de informar, desinforman, qué nos vas a contar nuevo tú, guapa…

Ella dice literalmente: ‘no me había preparado para el comportamiento de una minoría de aficionados’, recordemos, ella decía que se quería acostar con los jugadores de Marruecos, que todos eran guapos y que cuando perdiesen, alguien debía consolarles… Al menos está bien que se reconozca como parte de esa minoría mala de aficionados, pero quedémonos con un dato, ella no dice que esos aficionados del mundial tengan eximiente alguno, es su culpa, la de ellos, el haber hecho lo que han hecho.

declaracion maria gomez mundial

Extraigo esa parte del texto, porque vale su peso en oro, ella no consideró prudente, apropiado ni ejemplar durante una retransmisión que le digan guapa, pero si consideró prudente, apropiado y ejemplar decir que se quería follar a una selección entera. María, desde aquí, mi máximo respeto, yo no soportaría tanto cemento en la cara sin ir arrastrándola por el suelo, debes tener un cuello tan entrenado, que ni Fernando Alonso. Con esa cara habrías hecho más paradas que De Gea en el mundial dejándola apoyada en el larguero.

Luego suelta la maravilla, la guinda del pastel… Es fácil de entender el bajar las armas, pero un par de días después de dejar mal a un aficionado por un simple piropo que a nadie hacía daño, suelta que ella quería dormir con los jugadores de Marruecos, que alguien tendría que consolarles.

¿Os acordáis que ella no exculpaba al que le llamó guapa con ninguna excusa, cierto? Pues cuando ella reconoce que se equivocó por lo de los jugadores de Marruecos dice: ‘Yo misma debo revisar cada día delante y detrás de la cámara mis propios criterios y comportamientos, poniendo en cuestión una educación y un modelo de sociedad…’

Es decir, que ellos tienen toda la culpa, cuando ella es la culpable, realmente no lo es, es la educación y el modelo de sociedad, ya no es culpable, es víctima. Por cierto, eso es justamente la perspectiva de género, para que os quede claro de por qué es tan peligrosa, convierte a la agresora en víctima.

Además, añade que esta polémica de este mundial ha servido para sacar a la superficie dos verdades, que como no, son opiniones completamente subjetivas y donde no pierde la oportunidad de recordar que los malos son otros. Porque las reacciones a que haya sido tan hipócrita de no solo hacerlo, sino de hacerlo después de haberla liado hablando de follarse a toda una selección, por un ‘guapa’, según ella son malas, porque como hemos dicho anteriormente, ¿cómo le vas a recriminar algo a una mujer? Ella es víctima, si es que no sabéis nada sobre la perspectiva de género, pero tranquilos, que ya viene el PSOE a hacernos reformas mentales

Nos queda el consuelo de Belén Zurita, quien dice la verdad, si hubiera sido un periodista diciendo que se follaba a todas las jugadoras de una selección femenina, bueno, creo que todos nos imaginamos lo que hubiera pasado.

La conclusión sería sencilla, si bien nadie tiene porqué recibir el beso de otra persona sin quererlo, liarla porque te llamen guapa… Bueno, ahí queda el artículo, ah, si fuera poco, ella hizo un ‘ranking de pibones’ allí.

Aprovecho para dejaros un vídeo el cual suscribo al 100% y que explica esto de manera más liviana.

Hasta el próximo artículo, guapos.