La realidad tras la ley de Violencia de Género

En Ser Hombre No Es Delito hemos encontrado por la red este post hablando sobre la ley de Violencia de Género, o VG. Hemos contactado con el autor y nos ha dado su permiso para reproducirlo y adaptarlo aquí. Este artículo va en la línea de las lindezas de la ley de Violencia de Género que ya contábamos en este otro. Ahí va, agarraos a la silla:

 

Los expertos que conocen la aberración de la ley de Violencia de Género no van a ninguna TV (realmente sí van) porque acaban censurados. Cuando hables con cualquier profesional del sector, se lo comentas, cualquiera con el que puedas hablar de tú a tú con total transparencia.

Te digo. La ley de Violencia de Género surgió como una manera de reinvertir el dinero donado en asociaciones, chiringuitos y partidos políticos mientras una gran masa social piensa que está luchando por algo que huele a justicia. Sólo huele. Vamos, lo que viene siendo seguir robando. Como antes hacían con el dinero de las autopistas, con las subvenciones que vienen de la UE o con el dinero de los parados. Solo que estas dos últimas cosas ya las tenían muy explotadas.

Hace casi 20 años, por aquel entonces estudiando, mis profesores ya nos avisaban de la aberración jurídica que todo esto suponía. Por aquel entonces recuerdo a un profesor de penal que nos explicaba cómo la ley lo que quería era generar el mayor número de victimas para que así se pudiera seguir regando cada vez con más dinero público.

Voy a explicártelo y tú valoras si te están engañando o no, o si crees que es justo o no.

Antes y ahora…

En entornos de relación afectiva o análoga, vamos, lo que viene siendo una pareja:

Hasta 2004:

Legalmente HOMBRE = MUJER.

  • HOMBRE o MUJER agrede físicamente a su pareja causándole lesiones que necesiten un tratamiento médico quirúrgico posterior a una primera asistencia facultativa: DELITO.
  • HOMBRE o MUJER agrede a su pareja causándole lesiones leves: FALTA.
  • HOMBRE o MUJER amenaza o coacciona a su pareja: DELITO O FALTA SEGÚN GRAVEDAD.
  • HOMBRE o MUJER maltrata psicológicamente a su pareja: DELITO O FALTA SEGÚN GRAVEDAD.

Posterior a 2004:

Modificación del código penal por parte del PSOE.

  • HOMBRE agrede físicamente a mujer: DELITO SEA CUAL SEA EL TIPO DE LESIÓN. Esto quiere decir que una bofetada sin lesiones (lo que antes era falta) implica una detención policial.
  • MUJER agrede físicamente a su pareja: DELITO O FALTA SEGÚN GRAVEDAD (lo que antes se llamaba falta, ahora tiene otro nombre). Es decir, igual que antes del 2004.
  • HOMBRE amenaza verbalmente, coacciona o maltrata psicológicamente a mujer: DELITO SEA CUAL SEA LA GRAVEDAD.
  • MUJER amenaza verbalmente, coacciona o maltrata psicológicamente a hombre: DELITO O FALTA SEGÚN GRAVEDAD (lo que antes se llamaba falta). Igual que antes.

Se ve lo que ha ocurrido, ¿verdad? Se han endurecido las penas a los hombres, pero no a las mujeres. Sobre el endurecimiento en la agresión física, hay quien dice que es porque los hombres son más fuertes que las mujeres. El asunto es que no puedes penalizar a los hombres sólo por ser más fuertes. Eso es penalizarlos por ser hombres. La pena debe en función de las lesiones que inflijas. Lo que se pena es el uso de la fuerza, no ser fuerte.

Y sobre el maltrato psicológico, esto debe de ser porque la ley considera a la mujer intelectualmente inferior al hombre. Porque si no, no puede entrarme en la cabeza que el ser mala persona y manipular y maltratar psicológicamente a tu pareja esté más penado por haber nacido hombre que mujer. Estoy seguro de que aquí nadie conoce a ninguna mujer que manipula, veja y maltrata a su pareja. Vamos, es que no me entra en la cabeza que eso pueda suceder, ¿verdad?

¿Qué pasaría…?

¿Qué pasaría si yo le digo al Tribunal Constitucional, órgano jurisdiccional elegido por los poderes políticos, que dicte una sentencia en la que diga que la única prueba que necesita una mujer para poder quebrantar la presunción de inocencia de un varón ante una denuncia sea que la declaración de la mujer sea coherente y con vestigios de veracidad?

Es decir, que valorar algo subjetivo como la coherencia sea la única prueba que necesita una mujer contra un varón para tener indicios racionales de comisión delictiva. Y por consiguiente, como todo lo que hace el varón, sea leve o grave, siempre será considerado delito, para proceder a la detención del varón y meterlo en un calabozo. Pues sí, señor, esto es lo que sucede en España gracias a los políticos y sus amigos. Y no sólo PSOE y Podemos, porque cuando PP y Cs han tocado gobierno no sólo no han cambiado nada de esto, sino que muchas veces hasta lo han fomentado para que la izquierda no les llame machistas. ley de Violencia de Género la aprobó Zapatero, pero luego Rajoy tuvo mayoría absoluta durante cuatro años y no hizo nada para cambiarla.

Pero espera, que hay más, que esto solo es el comienzo.

¿Qué pasaría si yo, como administración pública, destino una cantidad brutal de recursos para que los medios de comunicación estimulen la denuncia de cualquier hecho, sea o no sea legalmente violencia de género, pero que a mí me ayude a seguir aumentando el número de denuncias y en consecuencia, el dinero que destino a ese fin?

Tienes el ejemplo de los múltiples carteles propagandísticos del tipo «si te vigila el movil, denúncialo» (solo si eres mujer, claro está). Ni este hecho ni muchos otros publicitados son violencia de género, pero el Estado quiere que denuncies para poder seguir aumentando el número de recursos destinados a la supuesta lucha.

¿Qué pasaría si yo, como administración, otorgo una serie de ventajas laborales, fiscales, etc., a las mujeres denunciantes, que aún no son víctimas porque un juez aún no sentenciado en firme, solo por interponer una denuncia o por la valoración de un funcionario (que no forense) «ejperto»?

Pues que, obviamente, estoy fomentando que haya una abrumadora cantidad de denuncias simplemente para acogerse a las ayudas y ventajas. Es más, el número de mujeres que están cobrando la renta de inserción por ser supuestas «víctimas» es aproximadamente el doble que el de sentencias condenatorias. Hummm… aquí hay algo que no huele bien.

¿Qué te parecería que un funcionario de turno y con una simple denuncia policial te pudiera otorgar más derechos que a cualquier víctima del terrorismo? Pues aquí lo tienes… De hecho, puedes incluso ponerte por encima de otro compañero en un traslado laboral si pones una denuncia de estas… (y esto es solo un ejemplo, no quiero dar más ideas, que esto lo lee mucha gente).

La ley de Violencia de Género y la custodia de los hijos

Seguimos, que hasta aquí no ha llegado lo bueno.

Sobre la custodia de los menores en un proceso de separación:

ARTÍCULO 92.7 CÓDIGO CIVIL: No procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

Es decir, que si hay denuncia interpuesta, aun sin condena, no puede haber custodia compartida. Y si el Constitucional dice que las únicas pruebas necesarias para que haya indicios fundados de criminalidad del varón son la denuncia de la mujer y la coherencia de la denuncia… Esto quiere decir que si yo inicio un proceso de separación, me presento en una comisaría, le lloro al funcionario y le digo que me siento maltratada psicológicamente por mi marido por un millón de cosas durante la relación, automáticamente pasará esto:

  1. Policía te detiene sin más pruebas y sin ningún informe externo a las partes. Sin ningún tipo de parte de lesiones ni nada más que la palabra de la mujer.
  2. Al día o los dos días de calabozo compartido con todo tipo de escoria, te llevan maltrecho ante un juez, pero antes tu abogado te dirá que hay dos posibilidades:
    1. Que confieses unos hechos que no han sucedido, entonces el juez te impondrá una pena de multa menor y todo habrá acabado. Esto es lo que se llama aceptar la conformidad, lo que a ojos de la ley te convierte en un maltratador. Posteriormente, en el procedimiento civil de divorcio, al ser ella víctima de maltrato (y sin serlo también, pero esa es otra) le otorgará la custodia de los menores y por consiguiente, el uso de la vivienda. Tú, como varón, dejarás tu casa, que seguirás pagando, y dejarás de ver a tus hijos temporalmente.
    2. Que tengas dignidad y no confieses nada que no hayas hecho. Entonces, el juez de instrucción, basándose solo en pruebas circunstanciales y verborrea jurídica, te imputará el hecho, pero no serás condenado al no haber realmente pruebas de peso. Sin embargo, el enjuiciamiento civil dice que no hace falta ser condenado en firme para que te quiten la custodia de tus hijos en un proceso de separación en el que haya denuncia por maltrato. Por lo tanto, tú te irás a la puta calle igualmente, seguirás pagando y empezará un proceso penal que finalizará con tu absolución, como el 85% de los procedimientos que llegan al Penal. Pero mientras tanto, tú has estado dos años sin ni siquiera poder acercarte a tus hijos y viviendo en una pensión cuando no se ha demostrado que hayas hecho absolutamente NADA.

Pero la pesadilla no tiene por qué terminar

Seguimos: a la salida del Juzgado de lo penal y ya inocente, tu exmujer te dice que te vas a enterar. Se vuelve al juzgado de instrucción. Denuncia que a la salida del Penal le has dicho que la ibas a matar (sin ningún tipo de prueba). Entonces, empieza nuevamente el círculo. Sin más pruebas, un policía te detiene, te meten un par de dias en los calabozos, sales a ver al juez de instrucción, te vuelve a poner medidas cautelares para curarse en salud, que él está muy a gusto con sus 4.500€ al mes. Resultado: tú te quedas nuevamente otros dos añitos hasta que salga el penal sin ver a tus hijos, porque ya hemos dicho que en un proceso de divorcio como te denuncien por maltrato te quedas con el culo al aire haya o no haya pruebas incriminatorias.

Vale, ¿y qué pasa entonces si España es el segundo país del mundo con mas divorcios (unos 100.000 al año) y que a la administración le sigue interesando que cada vez haya más denuncias por maltrato para seguir llenando de subvenciones sus chiringuitos?

Pues esto que lees aquí: que aproximadamente hay 120.000 hombres denunciados cada año, de los cuales más de 100.000 han quedado absueltos. Pero se han tirado años en la ruina económica, sin ver a sus hijos, con la vida destrozada, y muchísimos de ellos han decidido quitarse la vida, muchísimos más que víctimas de VG. Y desde los medios de comunicación y los poderes políticos se sigue repitiendo que las denuncias falsas por violencia de género no existen.

En España, se ha detenido a 1.5 millones de hombres sin más pruebas que la mera manifestación de una mujer. Te repito: MILLÓN Y MEDIO DE HOMBRES, MILLÓN Y MEDIO DE CIUDADANOS. Principalmente, por intereses en los divorcios, custodia de los menores y quedarse con la casa familiar hasta mayoría de edad de los hijos. Es decir, el segundo país del mundo con mayor porcentaje de divorcios permite a la mujer poner una denuncia que le facilita que en un proceso de divorcio se quede con todo. Y le otorga presunción de veracidad judicial sobre el hombre ante estas leyes. Y como todos sabemos, en los divorcios todo son muestras de afecto y cariño.

Esto es un aberración tan grande, el destrozar sin pruebas la vida de cientos de miles de varones al año, y de los hijos que se quedan huérfanos de padre, que el mero hecho de que alguien vote a los que lo impulsan o incluso lo defienda directamente, me genere una repugnancia díficil de describir. Y encima los políticos dicen que solo se criminaliza al maltratador.

Poderoso caballero…

Luego resulta que el PSOE en Andalucía no sabe dónde coño está el 97% de lo presupuestado para víctimas de Violencia de Género, porque solo el 3% ha ido realmente para estas víctimas. Esto ya se desveló debidamente en Ser Hombre No Es Delito con la fiscalidad del Gobierno y el Boletín Oficial de Andalucía, donde los gastos de los chiringuitos y sueldos de miles de euros se llevaban el 97% del presupuesto. Lo puedes consultar tú mismo aquí.

Ahora te diré lo que me decía uno de mis profesores de penal y que luego he escuchado a muchísima gente por ahí:

«Esta ley está preparada para que los hombres, sin pruebas y en un proceso de divorcio, pierdan todo y a lo que más quieren (que son sus hijos) y en un acto de locura, maten a sus mujeres y así los políticos puedan seguir aumentando desmesuradamente el gasto en luchar contra algo que ellos mismos generan, y reinvertirlo al partido a través de sus asociaciones afines.»

En España, las muertes por VG son anecdóticas. 50 millones de habitantes y 50-70 muertes anuales, de las cuales la mitad son provocadas por gente de fuera (nacionalizada o no). Es un número irrisorio. Muere más gente de salmonela o apendicitis. Puedes destinar el 100% del PIB del país a chiringuitos de VG, que jamás va a bajar esa estadística. Ninguna ley de Violencia de Género va a hacer que mueran menos mujeres, porque ya mueren muy pocas. Al igual que, una vez llegas al límite, jamás vas a bajar la estadística de accidentes de tráfico por más dinero que destines a intentar erradicarlos. Pero es importante destinar mucho dinero porque hay muchas manos que llenar Y NO SON PRECISAMENTE LAS DE LAS VÍCTIMAS.

A ver cuándo os dais cuenta que con la ley de Violencia de Género os están engañando.

Y no he mencionado lo de que la UE da ayudas a la VG por cada denuncia presentada (no por cada condena). Eso da para otro post, y es que hay que mantener a mucho laboral (que no funcionario) afín al partido político metido en las administraciones.

 

Y es que si no lo digo exploto. Conozco a más de una mujer con tres y hasta cuatro órdenes de alejamiento de HOMBRES DIFERENTES después de haberlos denunciado a todos. Qué casualidad que les tocan todos los malos a ellas…